Creative Commons para principiantes

El derecho de autor puede parecernos algo ajeno, lejano, pero en realidad está presente en cada uno de nuestros días. Cada vez que consumimos o creamos un producto cultural, cada vez que leemos un blog, vemos un video en YouTube, escribimos un tweet o subimos una foto a Instagram, estamos siendo regulados, de algún modo, por el derecho de autor: Todos los días somos parte en relaciones creador-consumidor, y todos los días, de algún modo, suscribimos contratos sin estar conscientes de ellos: suscribimos contratos tal como nos los impone la ley, y tanto en nuestro rol de consumidores, como en nuestro rol de creadores, sin saberlo nos apegamos a un estándar: el establecido por el “copyright”. A menos que expresamente indiquemos lo contrario, al crear un contenido de cualquier índole éste se encuentra, de manera automática, protegido por la ley vigente en nuestro país, que por lo general restringe la copia, modificación y comercialización del material, poniéndole una camisa de fuerza para protegerlo de los usuarios que quieran compartirlo.

Si este post no estuviera bajo una licencia Creative Commons, no podrías copiarlo y pegarlo en un e-mail para enviárselo a tu mejor amigo, sin que eso violara la ley.

Qué es Creative Commons

Creative Commons es un instrumento jurídico, que permite a un usuario común utilizar un modelo de licenciamiento distinto al que está en la ley, de una manera fácil de comprender y fácil de usar. Básicamente, mediante la adopción de una licencia Creative Commons, podemos, como autores, elegir cuáles derechos queremos reservarnos y cuáles derechos queremos ceder, como si firmáramos un contrato con cada uno de nuestros lectores/consumidores.
Una licencia Creative Commons está compuesta por cuatro elementos:

Attribution / Atribución (BY)

El beneficiario de la licencia tiene el derecho de copiar, distribuir, exhibir y representar la obra y hacer obras derivadas siempre y cuando reconozca y cite la obra de la forma especificada por el autor o el licenciante.

Non-commercial / No Comercial (NC)

El beneficiario de la licencia tiene el derecho de copiar, distribuir, exhibir y representar la obra y hacer obras derivadas para fines no comerciales.

Non-derivative / No Derivadas (ND)

El beneficiario de la licencia solamente tiene el derecho de copiar, distribuir, exhibir y representar copias literales de la obra y no tiene el derecho de producir obras derivadas.

Share-alike / Compartir Igual (SA)

El beneficiario de la licencia tiene el derecho de distribuir obras derivadas bajo una licencia idéntica a la licencia que regula la obra original.

Existen seis combinaciones de estos elementos, que se traducen en seis licencias Creative Commons, ya que todas exigen la condición de Atribución, y las condiciones de Compartir Igual y No Derivadas son incompatibles y no pueden ir en la misma licencia (puedes encontrar mayores explicaciones sobre esto en el artículo de Wikipedia y en la página de Creative Commons).

Por qué usar Creative Commons

Los beneficios que puede traer a un creador el liberar derechos sobre sus obras, por supuesto, dependen de su modelo de negocio. No obstante, si somos creadores independientes o a pequeña escala, nuestra primera prioridad debe ser hacernos conocer, pues hasta que no contemos con una audiencia, no tendremos ninguna posibilidad de obtener beneficios de nuestro trabajo. Compartir nuestras obras bajo licencias abiertas nos permite alcanzar una audiencia más amplia, ya que facilita que nuestro trabajo pueda ser compartido, y además, establece de antemano las condiciones bajo las cuales permitimos el uso de ese material. Hay infinidad de casos de éxito en el uso de licencias Creative Commons.

Cómo usar Creative Commons

Existen capítulos nacionales de Creative Commons en infinidad de países, que se han encargado de adaptar las licencias para que sean compatibles con la legislación local. No obstante, incluso si las licencias no han sido adaptadas todavía a tu país, eso no te impide usarlas: existen licencias denominadas “genéricas” o “internacionales” que permiten su uso en cualquier jurisdicción, y son válidas en todo aquello en lo que no sean incompatibles con la legislación local. La página oficial de Creative Commons tiene una herramienta que te permite elegir una licencia fácilmente.

Leer más:

5 razones para usar Creative Commons
¿Por qué utilizar licencias de Creative Commons en Flickr?

Post de Marianne Díaz, republicado a partir de La vida no trae instrucciones bajo una licencia CC BY SA 4.0.